Implantes dentales

Los implantes dentales son una raíz artificial de titanio que se ancla en el hueso de los maxilares con el fin de reponer dientes perdidos, y que se integra completamente con los tejidos del paciente, siendo totalmente biocompatibles. Cada implante tiene tres partes, el propio implante que va dentro del hueso, un pilar intermedio que emerge de la encía, y la corona o prótesis que devuelve la estética y función perdida.

Los implantes llevan muchos años usándose y hoy en día son la manera más segura y eficaz de reponer las piezas perdidas, ya que son capaces de devolver la funcionalidad sin tener que tocar y afectar ningún diente adyacente que esté sano.

Nos permiten reponer desde un diente hasta una arcada completa (pacientes que no tienen ningún diente) y con distintas opciones protésicas.

Como ventaja de los implantes podemos destacar:

·       Seguridad para rehabilitar dientes perdidos.

·       Durabilidad mayor a 20 años en el 90% de los casos

·       Mejora de la calidad de vida del paciente

·       Evita la pérdida del hueso de los maxilares

·       Materiales biocompatibles

·       Procedimiento indoloro

En nuestra consulta, el Dr. Rollón lleva más de 25 años colocando implantes dentales en pacientes edéntulos y fue pionero además en la rehabilitación con implantes en pacientes oncológicos. Esto permite a nuestros pacientes que han sufrido algún tipo de cáncer en la boca por el que han perdido piezas dentales, devolverles la función y, en muchos casos, la estética perdida.

Carga inmediata

A día de hoy resulta impensable que en la consulta le pidamos a un paciente que esté sin piezas dentales durante el tiempo de integración de los implantes, más aún en aquellos casos en los que se ven afectados dientes anteriores o toda una arcada.

La carga inmediata es aquella que realizamos cuando colocamos una prótesis provisional fija a los implantes en las primeras 48 horas tras la cirugía. Esto permite al paciente llevar unos dientes que le devuelven la estética perdida y tan deseada sin necesidad de llevar prótesis menos cómodas como las tradicionales de quita y pon. Además, nos aporta otro gran beneficio a los profesionales y es la capacidad de modelar y conformar los tejidos blandos de alrededor, lo que conseguirá de cara a la restauración definitiva del paciente un mejor perfil de emergencia (que hará que parezca un diente totalmente natural) y tejidos más sanos.

Cirugía guiada

La cirugía guiada digital es otro sistema innovador que cada vez utilizamos más. Consiste en la colocación de los implantes mediante el diseño previo de una guía a través de la cual los colocaremos.

Para la realización de esta técnica tenemos que tomar unas impresiones del maxilar del paciente para hacer una reconstrucción tridimensional del hueso. Esto nos permite realizar una guía a través de la cual el doctor colocará el implante sin necesidad de abrir toda la encía para la cirugía, lo que beneficia al paciente en la recuperación, y asegurándose así de que estará en la posición ideal para la fabricación de la prótesis.

Sobredentaduras

Aunque la tendencia por la demanda de los pacientes es la de colocar prótesis fijas para reponer los dientes, ya que estética y funcionalmente obtenemos mejores resultados, a veces en la consulta nos podemos encontrar casos en los que la prótesis fija esté contraindicada.

Estos casos son sobre todo aquellos pacientes edéntulos (que no tienen ninguna pieza dental en uno o ambos maxilares) de larga duración.

Cuando un paciente pierde todos los dientes y pasa mucho tiempo hasta que se coloca los implantes, el hueso maxilar tiende a reabsorberse, perdiendo cantidad de hueso disponible para ponerlos tanto en altura como en anchura. Esta pérdida trae consigo además consecuencias estéticas, ya que puede hacer que el labio pierda soporte dando al paciente un aspecto de más edad.

Cuando nos encontramos a un paciente en esta situación en la que colocar una prótesis completa removible es la mejor solución podremos optar por colocar una sobredentadura. Estas son un tipo de prótesis completa convencionales, con menos cantidad de resina y un refuerzo metálico, y que se retiene al hueso mediante cuatro implantes. Esto permite que la prótesis no se mueva y el paciente tenga una mayor comodidad y, sobre todo, función.

Casos clínicos
Abrir chat